J&L Arquitectos técnicos

Diferencia entre arquitecto, aparejador, ingeniero

Para el profano en este mundo de la construcción, o en el sector inmobiliario, puede parecer lo mismo un arquitecto, un aparejador, un arquitecto técnico, o incluso un ingeniero.

Pues bien, para empezar hay que decir que un aparejador y un arquitecto técnico es exactamente lo mismo; la única diferencia es el nombre, que fue obligatorio cambiarlo para los nuevos titulados, junto con un cambio de planes en las universidades, allá por el año 1968, pero las competencias son las mismas, y la titulación tiene la misma validez, aunque no hayan estudiado lo mismo, puesto que el plan de estudios se tuvo que adaptar a las nuevas exigencias de carrera técnica con un máximo de 3 cursos más trabajo final de carrera (primer ciclo).

Un arquitecto es diferente; su plan de estudios es de segundo ciclo, 5 ó 6 cursos más final de carrera (segundo ciclo), es lo que a veces se llama "titulado superior", aunque la denominación "superior" no aparece de forma oficial en ningún título universitario en España.

Con el nuevo plan de adaptación al nuevo espacio europeo, el llamado "plan Bolonia", la titulación de arquitecto será "grado de arquitectura", y la de arquitecto técnico pasa a llamarse "grado de ingeniería de edificación", pasando a ser de 5 cursos, que es el mínimo para un grado.

Por tanto, a partir de Bolonia, no existen titulaciones de un solo ciclo, como era el caso de la arquitectura técnica o las ingenierías técnicas, sino que todas las titulaciones pasan a ser grados, bien de 5 ó de 6 cursos.
por tanto para aparejadores, arquitectos técnicos e ingenieros de edificación, los estudios han estado repartido en 4, 3 y 5 cursos; y ha pasado de ser una carrera de primer ciclo a un grado, como todas las demás.

Sin embargo, a la hora de entrar en el mundo laboral con el título en la mano, las competencias que la ley establece para aparejadores, arquitectos técnicos técnicos e ingenieros de edificación son exactamente las mismas que venían teniendo, independientemente de que los nuevos planos tengan más cursos, y pase de ser un título de grado medio (primero ciclo) a un grado actual (del plan Bolonia). Por tanto, para cualquier propósito laboral y profesional, cualquiera de los tres títulos son legalmente igual de válidos.
Cuando hablamos de ingenieros, estamos hablando a medias, puesto que hay muchas titulaciones de ingenierias, incluso la arquitectura podría entenderse como una ingeniería más. Al igual que los aparejadores y arquitectos técnicos, los ingenieros tuvieron unas titulaciones denominadas de diferente forma (peritos) y pasaron a denominarse ingenieros técnicos (industriales, de telecomunicación, de obras públicas, etc.); y con el plan Bolonia pasan también a estudiar un grado.

Las competencias para los ingenieros son diferentes, aunque alguna titulación de ingeniería, como la de caminos, técnica de obras públicas, ingeniería (técnica) industrial, etc.tienen algunas competencias que se solapan con las de arquitectos / arquitectos técnicos.

En la construcción, tendremos que tener casi en cualquier tipo de obra, la necesaria intervención de arquitecto y arquitecto técnico (aparejador, ingeniero de edificación), y los ingenieros suelen intervenir en la redacción de proyectos y dirección de instalaciones que por normativa lo requieren; también suelen intervenir los ingenieros de telecomunicación o ingenieros técnicos de telecomunicación para redactar los proyectos de telecomunicaciones (llamados de ICT, infraestructura común de telecomunicación) cuando sea obligatorio.
Por tanto, en obras de construcción o edificación, para cierto tamaño de edificación o tipo de obra, intervendrán normalmente arquitecto, arquitecto técnico (o equivalente), e ingenieros o ingenieros técnicos de distintas especialidades.

para saber en qué tipo de obras y qué titulaciones tienen las competencias para intervenir, os remito a la ley de ordenación en la edificación, en la cual, en los primero artículos describe los distintos tipos de obra que regula, y los titulados competentes para esas actuaciones. No obstante, como es bastante genérico y se presta a interpretación personal, lo más seguro, cuando tengamos una obra concreta que realizar, es preguntar en el Ayuntamiento en el que vayamos a pedir la licencia de obras, los requisitos que nos van a exigir y los titulados que necesitaremos contratar para ello.

En otra entrada de este blog comentamos los pasos necesarios para una obra de construcción de una vivienda unifamiliar nueva o una reforma de una vivienda, y también para las obras de rehabilitación en nuestras viviendas o edificios.

Gracias por su interés en nuestro blog.
J&L técnicos